Home / Aula Rodrigo Giorgeta  / El Proyecto Giorgeta pretende que los niños sean más creativos, felices y libres

El Proyecto Giorgeta pretende que los niños sean más creativos, felices y libres

proyecto giorgeta ninos creativos

En él se trabaja particularmente las áreas de comprensión, análisis, solución de problemas e inteligencia emocional, que no sólo tienen una aplicación escolar inmediata, ya que las emociones determinarán nuestra manera de afrontar la vida.

Una de las tareas más importantes de la educación es ayudar al alumnado a encontrar sentido a su paso por las aulas. Aprender a hablar, a pensar, a razonar y a manejar las emociones, ya desde la Educación Infantil, es esencial para llevar una vida equilibrada y ser personas socialmente integradas. Las emociones, condicionantes de nuestra conducta, pueden influenciar nuestra vida en multitud de sentidos.

Por ello, desde la Escuela Infantil Giorgeta se quiere dar un paso más en el trabajo a través de la educación reflexiva. El Proyecto Giorgeta (PG) nace a partir de la ilusión, experiencia e inquietud del profesorado para favorecer y desarrollar las funciones psicológicas más implicadas en el aprendizaje escolar.

Emoción, pensamiento y acción son tres elementos muy relacionados, presentes en todo aquello que hacemos a diario. Una de las finalidades de este proyecto es convertir al alumno en un ser más atento al discurso, más reflexivo y más razonable, es decir, proporcionarle las herramientas para mejorar su capacidad de juicio.

Se pretende formar ciudadanos que puedan hablar y pensar razonablemente, comprendan y controlen las emociones y que en consecuencia sean más creativos, felices y libres.

En todo momento, en dicho proyecto, el niño constituye el eje central del proceso, jugando el docente un papel orientador y mediador. Esto significa que el niño deberá buscar por sí mismo las relaciones esenciales y construir sus propias estructuras mentales. Se trata de aprender a pensar.

Es muy importante potenciar la búsqueda y el pensamiento en voz alta, fomentar el aprendizaje cooperativo y facilitar el traspaso de lo aprendido a las áreas del currículo y a las situaciones de la vida cotidiana. Para ello, el ambiente de trabajo debe ser abierto y participativo, creador e imaginativo.

En esta etapa de Infantil se buscan en 3 premisas fundamentales para alcanzar el objetivo de ayudar a los alumnos a pensar mejor por sí mismos. Primero, han de favorecer el desarrollo de las capacidades de los alumnos pero respetando su diversidad, sus distintas posibilidades y teniendo en cuenta la diversidad cultural, lingüística,… de cada uno.

En segundo lugar, deben compensar las desigualdades sociales y culturales. La etapa de Infantil debe ser el primer escalón de cierta igualdad escolar para que puedan acceder a la escolarización en igualdad de condiciones.

Y tercero, han de prepararlos para la escolaridad obligatoria. Aunque la etapa tiene sentido en ella misma, es necesario pensar en la entrada del niño en la escuela primaria y dotarlo de todas las herramientas académicas y personales que le harán falta.

info@medianil.com

Valoración
SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO